“Aves solidarias”. Proyecto de extensión universitario

    269

    Para transitar más saludable el ASPO/DISPO

    La cuarentena nos ha impactado a todos de una u otra manera; existe una nueva normalidad, costumbres, hábitos, relaciones, miradas, cuidados, temores. El proyecto intenta a través de las aves, que trasmiten paz, armonía, calma, tranquilidad y otros atributos necesarios en estas circunstancias, colaborar con nuestra salud mental. Se invita a compartir imágenes de aves en redes sociales.

     

    Un grupo de estudiantes, docentes y no docentes de las carreras de Prof. en Ciencias Biológicas (Fac. Agronomía) y Medicina Veterinaria (Fac. Cs. Veterinarias), articuladamente con el Club de Observadores de Aves “Tacuarita Azul”, se proponen provocar una actitud positiva ante el aislamiento, empleando a las aves como grupo biológico, para generar satisfacción en su observación, recuperar una sonrisa y compartir estos encuentros a través de la virtualidad con las tecnologías disponibles. El proyecto de extensión se encuadra dentro de las “Acciones de emergencia ante el COVID” promovido desde la Sec. de Extensión de la UNICEN, abordando en este caso aspectos propios de nuestro estado emocional atendiendo la salud mental. Las aves inculcan paz, armonía, tranquilidad, ayudan a la estabilidad psíquica, estimulan la paciencia, nos acercan a la Naturaleza. Escuchamos su canto, observamos su comportamiento, vuelos, nidos, relaciones con la ventaja que se encuentran en todos los ámbitos, ciudad y campo.

    El proyecto que ya está en marcha y posee seguidores en todo el país, se basa en interactuar con personas a través de las redes sociales Facebook (“Aves solidarias”) e Instagram (@avessolidarias), donde compartimos experiencias e imágenes de aves tomadas desde nuestro domicilio o en el marco de las salidas recreativas, comentando diferentes cuestiones propias de la biología de cada una de las especies fotografiadas. Todos aprendemos, interactuamos con los saberes populares y nos formamos mutuamente. Colaboramos en fortalecer la necesaria reconstrucción del tejido social en la cual el sentido de pertenencia es uno de los pilares, y las aves se conforman en intermediarios naturales para estrechar vínculos. Para los participantes, las aves pasarán a ser protagonistas y compañeros de esta pandemia que requiere la permanencia en nuestros hogares.

    Dadas las características del proyecto, es factible que participen todos los sectores sociales incluyendo a la comunidad educativa en los diferentes niveles, a través de sus docentes que comparten los trabajos de sus alumnos, niños a través de familiares que nos envían sus imágenes, adultos mayores y sociedad en general. Las posibilidades que nos brindan la presencia de cámaras fotográficas en los celulares que la mayoría disponemos habilita a la toma de imágenes en forma constante. Cabe acotar que no se trata de concurso a la mejor foto ni el hallazgo de la especie mas rara o vistosa, simplemente de tomar a la aves como una forma de distracción, acercamiento a la naturaleza, una actividad que nos brinde optimismo, calma, tranquilidad, bienestar y actúe en forma positiva ante nuestras emociones.

    Gorriones, palomas, pájaros carpinteros, horneros, calandrias, jilgueros, chingolos, churrinches, calandrias, tordos, zorzales, cotorras, chimangos son sólo algunas de las especies que diariamente observamos desde nuestros domicilios o nos cruzamos en las salidas recreativas en el marco del ASPO o DISPO. Reparar en sus melodías, identificarlos por su forma, vuelo, color, tamaño, nos abstrae y absorbe con beneficios a nuestro estado emocional; invitamos a participar con la toma y envío de fotos a la página de Facebook “Aves solidarias” o Instagram “@avessolidarias” donde además realizaremos sorteos de libros temáticos entre todos los participantes, que dicho de paso ya suman más de 750 amigos y cerca de 500 seguidores.

    Compartir

    No hay comentarios