Mención especial, In Memoriam, a Veronica Cestac

    103

    En el día de ayer tuve la inmensa emoción de acompañar a Paz, Luz y Oscar a recibir una mención especial, In Memoriam, a Veronica Cestac, quien participó de la convocatoria pasada del Concurso “Mi oficio, Mi historia” organizado en cooperación entre el Comité Colbert, la UNESCO y el Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos.
    El objetivo de esta cooperación es dignificar los oficios de excelencia y sensibilizar sobre sus oportunidades laborales y reconocimiento social. En el marco de la campaña se realizó el concurso a nivel nacional “mi oficio, mi historia” que convocó a artesanos y diseñadores de excelencia a mostrar sus oficios y contar sus historias.

    Argentina es el primer país de Latinoamérica elegido para llevar a cabo esta iniciativa, sentando un gran precedente para la región.

    La Ceremonia de premiación se realizó en Villa Ocampo, donde funciona el Observatorio UNESCO Villa Ocampo, el cual asume la tarea de captar y difundir conocimiento en materia de diversidad cultural. Este diálogo entre las civilizaciones, culturas y pueblos, basado en la mutua comprensión, el respeto y la igual dignidad de las culturas, es condición fundamental para la construcción de la cohesión social, la reconciliación entre los pueblos y la paz entre las naciones.
    Para quienes saben poco de Vero, les cuento que mi amiga nació en Buenos Aires en 1977, vivió en San Pablo, Brasil, hasta que cumplió 20 años, para entonces había estudiado teatro y escrito un libro de poesía. Sintió el llamado, como decía ella, y volvió a Azul a donde con Lilian y Ángel, sus padres y sus hermanos, Fernando y Alessandra, solían venir a veranear y visitar a su abuela paterna Ercilia Moreira de Cestac. De ella aprendió el oficio de tejedora, heredó la técnica del telar pampa y el significado y propósito de cada diseño. Aprender todo eso le llevó algunos años, mientras tanto hizo radio, dirigió obras teatrales, formó parte del Colectivo Artistas Unidos Azuleños, enseñó portugués, estudió, se consagró como tejedora, fue mamá, emprendedora y escribió otro libro, entre tantas otras cosas.
    Quiero hacer público mi profundo agradecimiento a todas las personas que hicieron esto posible en especial a Juana Travi, Asistente de Cultura, a Gloria Silva Seeber, Responsable de Cultura y Comunicación. UNESCO Villa Ocampo. A la Sra. Vice presidenta de la Nación, Gabriela Michetti, al Titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos de la República Argentina Ing. Hernán Lomabrdi y a todas y todos quienes de uno u otra manera ayudaron a vincularnos y ser fuertes conteniendo nuestra emoción en cada instante de lo vivido ayer, Graciela Cañas, Lelé, Mabel Ladaga, Naty Cachenaut y todxs Gracias infinitas!

    texto: Andrés Arrazola

    Compartir

    No hay comentarios